Acuario: virtudes y defectos que caracterizan a este signo

Acuario es un signo de Aire pero sabemos que se lleva muy bien con el agua, de hecho podemos decir que este es su medio natural. Amante de la libertad y de moverse como “pez en el agua”, los acuarianos son muy buenos amigos y muy humanitarios. Estas virtudes hacen que se encuentren rodeados de muchas personas, aunque de manera contradictoria son bastante desapegados. Incluso, Acuario es un signo marcadamente poco expresivo y hasta parece ser muy frío. Pero con las personas que él quiere, aunque no lo demuestre es capaz de hacer y dar todo, aún su propia vida.

 

Innovación e ingenio, dos virtudes de Acuario

Tanto la innovación como la creatividad y el ingenio por renovar son las cualidades muy admiradas en este signo. Un acuariano es una de esas personas capaces de crear a partir de la nada una obra maestra. Si tiene poco dinero en su bolsillo y tiene que hacer un regalo de cumpleaños por ejemplo, entonces se le ocurrirá una idea que no sólo le permitirá cumplir con el objetivo sino que el agasajado estará tan feliz como haber recibido un regalo millonario. Esta cualidad es parte de lo que explica el gran éxito que logran los acuarianos en el mundo del diseño y de la ingeniería.

El hecho es que no solo pueden crear arte sino que al ser tan minuciosos pueden pasar horas estudiando el detalle de una máquina por ejemplo. Cuando Acuario atraviesa la etapa de la adolescencia, genera los amigos que conservará hasta el final de su vida. Es muy buen amigo de sus amigos y siempre está cuando uno de ellos lo necesita. Quizás no pueda expresar físicamente ese afecto y le cueste mucho dar un abrazo, pero sin duda que si alguien de su entorno está en un problema, su amigo acuariano saldrá al rescate.

El desapego y la frialdad que afecta a Acuario

El desarraigo y la frialdad con la que se expresan y viven los acuarianos son por lejos, sus principales defectos. No solo los afecta a ellos, que sufren al darse cuenta de que no pueden expresarse como desearían, sino que causas mucho dolor. ¿A quiénes? A cualquiera que esté cerca de ellos. Sea un compañero de trabajo, un vecino y ni que hablar a su pareja. Cuando inician una relación amorosa se muestran un poco más afectuosos pero esa tibia manifestación de cariño perdura por muy poco tiempo. Cuando un acuariano, especialmente los varones, reciben el reproche de su compañera, entran en crisis y reaccionan muy negativamente.

Pueden tornarse posesivos sin llegar a dar muchas explicaciones. Es este uno de los problemas que más suele sufrir un acuariano: dificultad por mantener relaciones amorosas duraderas. En lo que refiere al desapego sucede algo interesante con Acuario: ellos creen que este defecto es casi una virtud, no logran discernir el efecto que ello tiene en sus vidas. Si bien puede llegar a mantenerlos a salvo de ciertas daños, como los de sufrir pérdidas o ausencias de seres queridos, no logran entablar vínculos reales con casi nada. Esta situación llega a plantearles un cierto problema de identidad, problema que advierten cuando ya son mayores y tienen poco por hacer al respecto.

Artículos relacionados