Claves para una exitosa convivencia con la cabra

Los nacidos bajo este signo pueden llegar a ser personas con las cuales sea muy fácil convivir, pero también muy difícil. ¿De qué depende? De la personalidad de su pareja. Capricornio tiene una personalidad muy definida, y si bien es muy inteligente como para adaptarse, es muy constante y elocuente en su forma de concebir a la vida. Se trata de personas que se llevan muy bien con la soledad y si fuera por ellos podrían vivir eternamente solos. Sin embargo, eso no les hace bien, pues tienen una clara tendencia a la depresión y además son de carácter pesimista, por lo cual necesitan imperiosamente de la compañía de alguien que les muestre una perspectiva diferente.

Lo mejor de vivir con Capricornio

Capricornio es por lejos el signo más responsable. Esta responsabilidad tiene un alcance casi infinito. Muchas veces se preocupan demasiado y le dan gran trascendencia a cosas menores. Sin embargo, ellos prevén todo, y difícilmente haya una situación para la cual no están preparados. La pareja de Capricornio nunca debe temer por razones económicas por ejemplo, pues los capricornianos están muy pendiente de ello. Además de que son muy buenos gestores del dinero. A veces pueden pecar por demasiado austeros o muy calculadores.

A diferencia de lo que muchos piensan, este signo es muy sensible. Y su pareja lo podrá comprobar al instante de comenzar a convivir. Son personas muy expresivas y cariñosas, que son capaces de darlo todo por sus seres queridos. Muchas veces, priorizan los intereses de su familia por los suyos, aún cuando sabe que eso lo puede perjudicar en ciertos aspectos. Capricornio es un signo muy ordenado, para el cual la planificación es su arma maestra. Puede planificar un viaje con años de anticipación. También puede ir preparando todo para comprar esa casa que tanto ha soñado. Capricornio es uno de los signos que mejor sabe esperar. La perseverancia es su gran compañera.

Lo más difícil de vivir con Capricornio

Lo mismo que ofrece ventajas también se transforma en casi un “karma” para la pareja de Capricornio. Si hay que trabajar duro para ahorrar dinero, entonces no cuenten con compartir demasiado tiempo con la cabra. Este signo puede vivir perfectamente para trabajar y no echará de menos pasar más tiempo en casa. Puede ser obsesivo con su trabajo, pues su responsabilidad parece no conocer límites y si hay que ahorrar tengan la certeza de que no gastarán ni un centavo en algo que no sea absolutamente necesario.

El gran defecto de Capricornio y cuyos efectos son trasladados a los de su entorno, es su gran pesimismo. Si bien ellos se autodefinen como realistas, son verdaderamente personas muy negativas. Siempre piensan primero lo peor que pueden suceder, y para ello planifican. Se amargan y se quejan constantemente, dando por hecho, sus teorías más oscuras. Para la mala suerte de Capricornio, este signo no sabe disfrutar. Aún cuanto tenga todas las razones para hacerlo, siempre ve lo que no tiene o aquello que no está del todo bien. Tiende a agachar la cabeza y seguir trabajando. Si no lo hace, siente que es un holgazán.

Artículos relacionados