La mujer de Aries y el hombre de Virgo

Cuando vemos una pareja en la que ella pertenece al signo de Aries y él al signo de Virgo, diremos sin rodeos que no forman un buen dúo. Pero, debemos tener presente que esto es algo general, sólo una apreciación de entrada; para tener un panorama más completo tenemos, pues, que ahondar más en los detalles de la carta natal de cada uno. Son signos muy diferentes entre sí.

El hombre de Virgo es reticente, sus tendencias son al orden; intenta hacer que su vida no pase desapercibida. La mujer de Aries busca aventuras, sentir una excitación por las cosas del mundo que van más allá del aspecto sexual, aunque es en este terreno que se manifiesta con mucho ardor. Ella desea sentir la sublime sensación de experimentar algo por vez primera.

Mujer Aries, hombre Virgo: una relación que debe afrontar pruebas

Mientras la mujer de Aries es de elemento fuego, ardiente y apasionada, el hombre de Virgo es de elemento tierra. En este sentido, siendo un poco bruscos, podríamos interpretar la relación como el acto de arrojar palas de tierra sobre una fogata. Al final el fuego terminará por extinguirse. Al ocurrir esto el hombre de Virgo podría llegar a sentirse inseguro y rechazado.

Mucho depende de la manera en que ambos son. La mujer de Aries es toda pasión, además es muy impulsiva y enérgica. En contraste, el hombre de Virgo es lo opuesto, muy cuidadoso, reservado, planifica su vida empleando sus capacidades mentales. Este hombre nunca da un paso sin antes haberse asegurado de que pisará terreno firme, hasta no estar seguro de que el más mínimo detalle funcionará correctamente.

Una pareja que las tiene muy difícil, pero las cosas ocurren por algo

Esta relación es una de las más difíciles en cuanto a compatibilidad zodiacal. No hay una argamasa que los una duraderamente, no tienen puntos en común, sólo un montón de quebraderos de cabeza ante un puzle que parece resistirse a ser resuelto. Al parecer lo tienen todo en contra. No es así, tanto la mujer de Aries como el hombre de Virgo  han llegado a conocerse por una razón. Ambos lograrán algo grande en la vida, poniendo amor en sus actos  y fuerza en sus convicciones podrán superar las interferencias a su relación.

Costará trabajo, pero lo podrán conseguir y este hecho hará que lo suyo sea más valioso. Mucho de lo que se logre posteriormente dependerá de la calidad del primer acercamiento. La primera impresión cuenta mucho, es una imagen que pervive más tiempo en sus mentes. La mujer de Aries aborrece hacer las mismas cosas vez tras vez, el hombre de Aries, plegado más al orden y la organización, siente más apego a la rutina.

De una manera general, como pareja, el hombre de Virgo y la mujer de Aries constituyen una pareja dispareja, que boga a través de un sendero de espinas. Lo que busca uno es algo muy distinto a lo que el otro podría pensar o esperar. Cuando te aventures en una relación como ésta, presta mucho ojo a las fuerzas con que el viento bate la marea por la que navegan, lee las señales que los astros han dibujado para ustedes, aferrate a los dictados de tu corazón y no cejes en tus esfuerzos.

Artículos relacionados