Meditación con el Tarot para Virgo

Meditar con los arcanos del Tarot puede ser una terapia reveladora y edificante, donde encontrar respuestas a las dificultades que se están atravesando.

Trabajar con los arcanos cuyas energías están directamente ligadas a la naturaleza cósmica de su signo zodiacal hace de la tarea de meditación algo aún más efectivo.

Aun si usted no es nativo del signo de Virgo puede usar esta meditación sea cual sea su signo en el periodo en el que el Sol se encuentra en tránsito por el signo de Virgo. Teniendo, de esta manera, la oportunidad de trabajar la zona de su carta astral número uno y los temas que rigen.

El período en que el Sol pasa a través de Virgo este es un excelente momento para meditar con las cartas de El Ermitaño y El Mago, así como los oros de los arcanos menores. Estudie sus imágenes, busque las posibles interconexiones, y reflexione sobre la manera en que las imágenes y los elementos de la carta se conectan con su vida interior y exterior.

De manera especial, la carta del Mago expresa la libertad y fuerza creativa del planeta Mercurio, regente del signo de Virgo, además por ser este un signo de cualidad mutable existe una especial predisposición a cambiar los escenarios, jugar con las posibilidades y mejorar la capacidad de adaptación. Virgo permite organizar las tareas para lograr variados propósitos siempre en función de su naturaleza básica que se mueve en torno al servicio y la necesidad de hacer cosas que resulten útiles y marquen una diferencia.

Por otro lado, el Ermitaño muestra ese costado perseverante, organizado y sabio. Virgo es un signo siempre dispuesto a dar consejos, por lo que una meditación con esta carta puede arrojar conclusiones reveladoras en el individuo, teniendo en cuenta además que el planeta Mercurio representa la mentalidad y como las personas ejercemos ese puente entre pensamiento y palabra.

 

Para prepararse para la meditación, sentarse o acostarse en un lugar cómodo y permitir que su cuerpo esté libre de tensión y distracciones. Preste atención a su respiración. Sienta como su respiración entra y sale mientras inhala y exhala. Si los pensamientos lo distraen, enfoque su mente, simplemente observe sus pensamientos y deles el permiso de flotar libres, luego regrese suavemente su atención a su respiración. Cuando haya establecido un ritmo estable, cómodo de respirar rítmicamente dentro y fuera, cambie su enfoque a la carta del tarot que ha seleccionado para la meditación.

Observe la carta y contemple sus imágenes. Imagínese a usted mismo como un personaje o elemento en la carta. En el ojo de su mente, introduzca la carta y se conviértase en parte de su escena. ¿Qué está pensando y sintiendo? ¿Qué preguntas le son formuladas por los otros personajes de la carta? ¿Qué esperan de usted? ¿Cuál es la historia que subraya la escena en la carta? ¿Cómo se relaciona esta historia con su propia vida? Tómese su tiempo jugando a introducirse en la historia como si estuviera en un sueño. Cuando haya completado su meditación, es posible que desee registrar sus observaciones en un cuaderno para así hacer un seguimiento y que estos datos le sirvan como referencia futura.

Artículos relacionados