¿Quien es el amante ideal para Aries?

Para hacerse con el interés de un Aries habrá que mostrarle un buen aspecto físico de nosotros mismos. Signo de poder y furia, de portentosas astas que ondean imponentes en las cumbres más inaccesibles. Gallardo ejemplar de la especie humana, Aries es un signo de fuego con un inagotable suministro de energías. El ser que sepa controlar todo ese poder, encausándolo hacia las costas de la felicidad, merecerá ser llamado Amante Ideal. El zodiaco nos habla de personas que tienen las condiciones necesarias para desempeñar tal labor, son las que mencionaremos a continuación.

Recetario para ser el amante ideal de Aries

En primer lugar, habremos de recordar siempre, como regla primordial, que debemos dejar que Aries sea quien lleve la voz cantante en la etapa de conquista, de lo contrario podríamos cometer el error de hacerle perder todo interés. Trata de no actuar con demasiada pasividad, cuando tengas la oportunidad sorpréndelo, él sabrá valorarlo. Luego de cumplir estos requisitos básicos, estarás en camino de ser la lumbre de sus ojos; asegurate de pertenecer a uno de estos signos: Leo, Sagitario o Libra; en caso contrario, te quedará el consuelo de haberlo intentado.

Luego de que hayas superado las primeras pruebas, enciende tu pantalla plana y mira el filme «El Rey León». Si el personaje central tiene para ti un aire familiar, comprueba el por qué frente al espejo. Sí, es por tu frondosa melena que Aries sentirá una atracción desmedida hacia tu persona. Ayuda un poco que sepas estar a su altura en cuestiones de energía, coraje y pasión. Cuando llegue el momento de decidir quién habrá de ser el que encabece la relación, encáralo, demuéstrale que tus zarpas son tan poderosas como sus cuernos, en el cruce de miradas encendidas caerán en la cuenta que no vale la pena competir, ambos se turnarán el liderazgo y se enterarán que no pueden vivir el uno sin el otro.

¿Podría ser Sagitario su amante ideal, o quizás Libra?

Si no has conseguido superar los requisitos básicos, es hora de que montes un noble corcel de ruedo y empuñes con determinación el arco y la flecha. Quizá viéndote a la distancia te confunda con Sagitario, trata de actuar como tal. Pisa fuerte, arranca polvaredas del suelo, apunta con firmeza, ríe y finge alegría cada vez que te vea, que crea que la vida es para ti un regalo que merece la pena desentrañar. Si todavía no has conseguido tu propósito, no te lamentes, esta vez, con el consejo que aquí te damos, no podrás fallar.

Vístete de Libra, ten siempre al alcance una balanza, inscríbete en un curso de interpretación y haz lo siguiente: puesto que Libra es el signo complementario de Aries, deberás fingir que eres todo lo contrario a lo que él es. Cuando diga sí, tú respóndele que no, con mucha seguridad; cuando te diga que te ama, no vaciles en decirle que tú a él no… y así sucesivamente. Entonces lo tendrás bebiendo de tus manos o… tal vez solo hayas conseguido enfurecer al inaplicable Aries, que no se detendrá hasta acabar contigo. Sea como fuere, lo importante es que lo has intentado, después de todo, el único que no comete errores es aquel que nunca intenta.

Artículos relacionados